sábado, 16 de enero de 2021

Un canon literario (a trancazos)

Durante varios meses en 2020, don Diego Fonseca organizó en Tuita una competencia dizque electoral, que enfrentaba a distintos autores del mundo. Como el señor ha de ser Generación X, de los que se la pasaban viendo MTV, y además vive allí donde el Imperio, bautizó el ejercicio colectivo con el nombre de Literary Death Match. Resultó no solamente entretenido, sino que también ayudó a no andar pensando todo el tiempo en el virus, el confinamiento y la crisis económica.

Como soy celoso de que no vayan a escoger mal mis tuits destinados a la posteridad, y temo que otros se pierdan como polvo en el viento, presento mis argumentos en varios de los enfrentamientos electorales que llamaron mi atención. Sin pretenderlo, ahí expreso algo de mi canon literario.

Dos cubanos que perdieron pronto
(y uno que pasó algunas rondas)

Lezama Lima.

Me pregunto si los admirados del asmático, los seguidores de José Cemí, los barrocos del octaedro, tenemos aliento para darle la vuelta a este horror.

Guillermo Cabrera Infante

¡Cinéfilos, a votar por G. Cain y a bailar el cha cha cha!

Entiendo que algunos odien a Paz, pero no eso de votar por “el enemigo de mi enemigo”, y menos cuando está de por medio el enorme Cabrera Infante.

José Martí

Veo que el prócer isleño le está asestando unos buenos hachacitos de rosa a mi buen amigo don Amado y lo ha dejado más muerto que la niña de Guatemala.

Novela - Asimov, sí; Lovecraft no

Lovecraft todo el tiempo te está advirtiendo: “¡Vas a tener miedo! ¡Qué cosa tan horrorosa!”. Asimov genera toda la gama de sensaciones, tiene un extraño humor, hace pensar y fue tremendo divulgador científico. Lean El Sol Desnudo y aprendan de sana distancia.

Pavese contra Kerouac

Estoy de acuerdo con Truman Capote cuando dice de Kerouac: “that’s not writing, that’s typing”. En cambio, el compañero Cesare nos enseñó que trabajar cansa.

Nada es más inhabitable que un lugar en el que hemos sido felices”. “No se recuerdan los días, se recuerdan los instantes”: Pavese

¡A no dejar que el gringo mecanógrafo borracho nos gane!

Kawabata contra Süskind y Hawthorne

Ahí van luego luego a votar por el bestseller. ¡No señores! ¡Sean exquisitos!

¿Vamos a dejar que el autor de bestsellers y el moralista gringo se escapen? ¡Ni nunca! Es tiempo de apoyar al mentor de Mishima, al maestro del go.

Elogio de Anthony Burgess


(contra Hawthorne)

Druguis, saquen sus britbas y clávenlas en los yarboclos del babushko gringo. Burgess es un Bogo del meselo y del slovo.

Momento para votar por un maestro del lenguaje. Language Made Plain es una maravilla, te explica los idiomas de manera tan fácil que, apoyado en sus muletas, acabas leyendo a Pushkin en ruso, sin saberlo.


Burguess no sólo inventó el idioma Nadsat, también el Castitan (o castitano), que se habla en la fantasiosa isla caribeña de Castita, lugar natal del poeta Sin Legeru, en la novela M/F, que tengo traspapelada. “Vjula vjulata stela pjuntata ura pr noj”.

Evidentemente, el castitano es una lengua romance y eso hace entendibles los cánticos de las procesiones en la isla.

Icksplicari= explicar

Ujspiktalitet = hospitalidad

Puwblijgu = público

De hecho, el castitano parece una derivación de los dialectos sicilianos, ya que tiene su mismo sistema vocálico. Hay un tipo, Donj Memoriaj, que es como Funes. Y el personaje, Miles Farber, tiene raíces castitanas. La novela es una “indovinella” que responde “todij qwestjoni”.

 

(contra Burroughs)

Van y votan por Burroughs, supongo que por borracho, pero no vienen y votan por el compañero de juegas de Burroughs, Mister Anthony Burgess, quien además escribía de manera inteligente y entendible. No sean díscolos.

Los dos de este duelo fueron autodestructivos compañeros de borrachera. Ninguno era buena persona. Pero uno se conformaba con destruir el lenguaje, y el otro por reinventarlo, contando historias profundas. ¡Voten por el mejor borracho!

Wilde contra Proust

Gana Wilde porque sus novelas sí las acabamos.

Elogio de Rabelais



(contra Margaret Atwood)

¿Les gusta el vino y la alegría que se desborda como río? ¿Les gusta comer abundantemente? ¿Les gustan las parodias críticas? ¿Tienen una célula, un pequeño glóbulo rojo anarquista? ¡Entonces olviden sus series de Netflix y voten por Rabelais!

Dalí y Zappa se inspiraron en Rabelais. Nomás. Un grande de la literatura no puede perder ante una distopia regularcita que nada más está de moda. ¡A votar por el padre de Gargantúa y Pantagruel!

A todas estas mi mamá apodó “Gargantúa” a mi hermano el tragón. No que hubiera leído a Rabelais, pero sí tenía cultura general. 

Si pierde Rabelais -digo, es un decir- qué vergüenza de votantes. En cualquier caso, dentro de 450 años Rabelais seguirá vivo y la señora Atwood será, si acaso, polvo de pie de página.

Un grande de la literatura no puede perder ante una distopia regularcita que nada más está de moda. ¡A votar por el padre de Gargantúa y Pantagruel!

(tras la victoria)

En el Team Rabelais celebraremos con un tonel de vino, doce lenguas de buey asadas, paté de catorce gansos, morcillas curadas con mostaza, hueva de pescado, pasteles de castaña, un digestivo, un anís y un ajenjo o dos o tres.

(contra Rubem Fonseca)

¿Qué parte de “Rabelais se sienta en la misma mesa que Dante, Shakespeare y Cervantes” no entendieron? Las balas son divertidas, pero la buena comida, el buen vino y las palabras de invierno que se descongelan en primavera son cosa superior.

¡Vivan las desmesuras medievales!

 

García Márquez contra el ruso maldito

En las novelas de Dostoievski nos hacemos bolas con los personajes. ¿Yelizabeta es la generala Yempachina? ¿Dmitri Karamazov es hermano de Mitka o es el mismo? En cambio, con los Aurelianos y José Arcadios, todo clarito.

¡Viva Macondo, carajo!

Está bien que la pandemia los haya deprimido, pero no exageren votando por don Fiodor. Recuerden que si hubo amor en tiempos del cólera, también lo hay en los de coronavirus.

¡Ataca la matraca, A votar por el de Aracataca!

 

Con Ibargüengoitia hasta la muerte

 (contra Saramago)

¡El momento de la verdad ha llegado, hijos de Cuévano! Aquí, aunque a veces falte el espíritu scout, somos todos hijos de los relámpagos de agosto. Ya nos acercamos al aburrido portugués y es hora del rebase. ¡A votar!

Siguiendo las instrucciones de don Jorge, a quien no vote por él debería prohibírsele ejercer el sufragio en ningún lugar y bajo ninguna circunstancia.


(contra Twain)

Quienes votan por Twain no leyeron Huckleberry Finn, pero vieron Huckleberry Hound. Sólo así se entiende. Ibargüengoitia era un genio y leerlo es dis-fru-ta-bi-lí-si-mo.

(contra Bioy)

Nosotros, los de la Atenas de por acá, no vamos a dejar que desde el sur nos dicten línea. Ibargüengoitia comprendió a Cuévano, a México y también a Arepa. ¡La Presidencia Vitalicia para él! O al menos su voto.

Parafraseando a Ibargüengoitia, explico por qué la ventaja de Bioy es un mero espejismo: los representantes de los verdaderos votantes estamos con el maestro de Cuévano. Tras este impecable silogismo, va el exhorto: ¡Sean verdaderos!

Los textos de Instrucciones para Vivir en México son de hace casi50 años y siguen vigentes. Más aún, ahora que vamos de regreso a los 70.

¡Cuévano y Plan de Abajo! ¡Buenas costumbres y diéresis! ¡Independencia y Victoria!

 (contra Yourcenar)

Sí, Memorias de Adriano es un gran libro, pero las memorias del general Guadalupe Arroyo no le piden nada. ¿Y qué tanto han reído con los textos de Yourcenar? ¡Todo el poder a la diéresis! ¡A votar por don Jorge!

 (contra Dostoievski)

Pusieron a don Jorge a pelear con Sansón a las patadas. Su humor resignado va contra el deprimente y gigantesco ruso. Prefiero carcajearme con acidez que terminar y tener ganas de tomar ácido.

¿Dónde quedó el valor cuevanense? O, como dije la Sectur: “Where is the Cavensian’s valor? Votashion aquí abajito.

Kafkianos

Pedía Frank Zappa que, antes de escuchar “The Chrome Plated Megaphone of Destiny”, había que leer En la Colonia Penitenciaria, de Franz Kafka. Luego de escuchar, sabrías cuál es tu culpa. Yo pido que hagan lo mismo, pero primero voten por Kafka, aquí abajito.

¿Ya tienen su firma electrónica en el SAT? ¿Su CURP? ¿Saben qué sentido tiene su trabajo? ¿Se dan cuenta de que son culpables? ¿Desearon algún día ser un piel roja cuya cabellera flota mientras montan un caballo a pelo? ¿No son ese jinete? A votar por Kafka.

Poesía - Gabriela Mistral vs. Alfonsina Storni

Bueno sí, los poemas de la Lucila están un poco avenjentadillos. O un mucho. No pasaron la prueba del añejo. Pero, les digo, el vulgo vota por Storni por la canción esa horrible. 

Vallejo contra Pessoa

Vallejo fue un gran poeta, pero Pessoa fue cinco grandes poetas. Votar por él es votar también por Caeiro, Reis, De Campos y Soares. Y es entender que no hay metafísica en el mundo como los chocolates.

Il Sommo Poeta (Dante, por supuesto)


(Semifinal contra César Vallejo)

Cierto, quien ordenó las semifinales terminará en la octava bolgia del octavo círculo del infierno, destino de los consejeros malintencionados.

No permitamos que el Poeta, el padre de una lengua, autor de un poema matemático, místico, simbólico y con pasajes morbosos e inolvidables caiga ante la cargada del nacionalismo peruano.

Farinata degli Uberti les manda decir: "Yo sería un caballero medieval olvidado, y nadie hubiera hecho un retrato imaginario de mí, si el buen Dante no me hubiera mandado al infierno en su obra". El Poeta me hizo inmortal. Voten por él.

Yo preferiría pasar la eternidad como Paolo y Francesca, en el infierno de los lujuriosos, pero con el alma amada al lado mío. "Amor, ch’a nullo amato amar perdona, mi prese del costui piacer sì forte, che, come vedi, ancor non m’abbandona".

Lo más gacho es que a Francesca la mató el marido celoso. Pero ella seguía amando, aun en medio de la vorágine eterna. Amor condusse noi ad una morte. Caina attende chi a vita ci spense Amor nos condujo a la muerte. Caina espera a quien la vida nos apagó. Caina es una zona del noveno círculo del infierno, donde se castiga a los traidores a la familia. Allá irá a parar el uxoricida.

Ratzinger puso a los sabios antiguos en el Paraíso. ¡Se han de estar dando unas aburridas!

Supongo que no quieren pasar la eternidad sustituyendo al obispo Ruggeri, y que el Conde Ugolino les roa el cerebro por los siglos de los siglos. No pueden traicionar al Sumo Poeta y dejar a Dante morir de hambre (de votos)

(Tras la cerrada victoria)

Modestamente, merecemos un lugar en el Empíreo, en alguna esquinita de la Rosa Mística.

(Semifinales, segunda vuelta… dizque desempate)

Este señor metió al infierno a los políticos mala onda de su tiempo, y de la antigüedad, con castigos ad hoc, muy dantescos ellos. En el trayecto, hizo nacer una lengua. Es un poeta universal. Voten por él, contra la cargada del nacionalismo peruano.

¿Que a ustedes les importa más el nacionalismo que la poesía? Entonces escuchen a Sor Juana, quien fuera humillada por las hordas peruanas de Vallejo. A vengarla y votar por Dante.

Que hable Borges: “La Divina Comedia es la obra máxima de la literatura”. “No hay una palabra ociosa en todo el poema, una sola intromisión del hastío”. “El más gastado y repetido de los tercetos puede, una tarde, revelarme quién soy y qué cosa es el universo”.

 (al ganar)

¡Décima Musa, habéis sido vengada! 

(Final contra Pessoa)

¿Importa que vayamos contra uno que en realidad es cinco buenos? No. No importa. De nuestro lado cantan los ángeles del Empíreo y las almas en pena.

A ver, Dante no se conchavó a Virgilio, no bajó los nueve círculos del Infierno ni escaló las siete cornisas del Purgatorio, para quedarse en la raya. Ayúdenlo a llegar a Beatriz, que es la victoria.

Me imagino a los lectores de la Commedia hace 690 y pico años. -¿Ya viste? ¡Dante metió a Ciccio en el infierno!

-¿Ciccio el hermano de mi comadre Agnese?

-A ese mero, al cuarto círculo lo mandó.

-¡Virgen Santa, la comadre ha de estar muy mortificada!

 

Noi dantisti

Ce

Ne

Freghiamo


Teatro - Por el bardo Shakespeare

Detectan restos de cannabis en pipas halladas en el jardín de Shakespeare. Con razón. Sueño de una Noche de Verano es pachequísima. 


"No tienes juventud ni sabiduría, eres como una siesta que sueña en ambos":

“Fog-headed, half-witted, denim-clad sycophants", murmuró Shakespeare sobre los modernos, al saber la reivindicación de Ricardo III.

Si los insultos de Shakespeare eran elegantes, hay en sus obras personajes que son amigos y se dicen "whoreson" el uno al otro.

Cuento - Final Rulfo-Borges

Final merecidísima. Lo poco que publicó Rulfo le bastó para ser un grande, pero Borges, desgraciadamente, es Borges.

Eran los 80, temores de catástrofe nuclear. Un amigo argentino: ¿Te imaginás que sólo sobrevive el cono sur? Buenos Aires sería la capital del mundo y Borges sería Homero. Yo: Borges ya es Homero.

La final Borges-Rulfo es como la del Mundial del 70, y Borges es Brasil.

Historia- Semifinal Hobsbawm vs. Tocqueville

En el Mundial de Historia Hobsbawm se coronó campeón y Tocqueville ni pintó. No sean burros y voten por el que sí era un gran historiador. ¡Viva el Siglo Corto!

Música - Final Leonard Cohen vs. David Bowie

Me causa profunda tristeza que esto no sea una paliza a favor del canadiense. Vivimos tiempos líquidos. Imperio de la imagen. No hay valor adalid. Cohen fue un grandísimo poeta. El otro señor, un buen músico e icono pop.

If one is to express the one, inevitable defeat that awaits us all, it must be done within the strict confines of dignity and beauty: Cohen.

 


 

 


 

 

domingo, 20 de diciembre de 2020

Susanadas 2020

 


Pues bien, termina 2020 y con este desarrollo de la ciencia que es una barbaridad, las mágicas creaciones del big data ya estarán programando una selección de mis tuits del año. Como no tengo confianza en los robots, mejor hago la propia.

Proemio

En la película México de mis Recuerdos me hicieron uglywashing con don Joaquín Pardavé.

En mis tiempos todas las películas eran subtituladas. Hasta las mexicanas.
Tiempos de cine mudo.

Los caballeros somos como los reptiles. No tenemos memoria.

Sabes que estás hablando con un físico-matemático cuando le dices “la ecuación de Euler” y te corrige: “Se pronuncia Oiler”

Una cosa que no entiendo, amigos tuiteros: Si todas sus mamás son tan a todo dar, ¿por qué tantos de ustedes son así?

¿Cómo quieren hacer cucuruchos, si ya ni compran el periódico?

Yo digo que “exquisitez de la pequeña burguesía” es un oxímoron.

El mar es superior al río, que ni qué. Pero el río es parmenidiano, y eso un filósofo lo debe apreciar.

Reflexiones pandémicas

Yo la primera vez que vi un difuntito imaginaba que sería una experiencia fea. Resultó peor. Pero pasan 150 años y uno no aprende. Imaginé que el video de Cielito Lindo era horrible y lo vi. Resultó peor que ver al difuntito aquel. Hasta hay un tarado que echa porras desde Miami.

Si Thomas Mann fuera contemporáneo, podría escribir ahora Muerte en Venecia, sólo que al profesor Aschenbach le da el coronavirus.

Veo que Xavier Villaurrutia es TT y lo primero que me digo es “¡Dios mío, ya le dio coronavirus!”. Un segundo después me acuerdo que el excelso poeta se entregó a la muerte hace casi 70 años.

Cada quien tiene sus novelas relacionadas con la situación que vivimos. Yo tengo dos. El Sol Desnudo, de Isaac Asimov. Narciso y Goldmundo, de Hermann Hesse. Van microsinopsis:
El Sol Desnudo. Una parte de la humanidad vive hacinada en la tierra. Unos pocos viven en el planeta Solaria, cada quien solo en su casa, y rehúyen el contacto físico. Socializan en videoconferencias. Pasa algo inaudito. Hay un asesinato en Solaria. De la Tierra va un detective...
Narciso y Goldmundo. En la Edad Media dos amigos siguen caminos divergentes. Narciso se hace monje y Goldmundo da un periplo por varias ciudades y mujeres. Llega la Peste Negra...

¿Quieren tener miedo en estos dias de pandemia? Lean UBIK, de Philip K. Dick. En algún momento se preguntarán si están entre los semivivos.

¿A quién le vino como anillo al dedo la epidemia de influenza de 1918? A la familia de don Eusebio Gayosso, que yo sepa.

Pide don Gromit que describa marzo de 2020 en un lenguaje de vinos.
Respondo: Largo, avinagrado, con corcho enfermo, picado, sin cuerpo, astringente. En resumen, un mal caldo, impropio para la mesa, marranilla vil.

Ahora nos la pasamos viendo mapas de la expansión del coronavirus como hace 80 años nos la pasábamos viendo mapas de los frentes de batalla en la II Guerra Mundial.
Igualmente, como entonces, nos pasamos un montón de tiempo discutiendo en vano estrategias.
Si hubiera existido Tuita durante la II Guerra Mundial, no hubiera faltado el tuitero con la frase: “Ahora resulta que son todos estrategas militares”.



Al inicio de la cuarentena, tenía mi bigote así bien elegantioso, como el de Felipe Ángeles. Ahora es una combinación del bigote de don Yves Limantour con el de Genovevo de la O.
Quelle horreur!

En ese universo paralelo el tiempo corre al revés. Así que, tras salir de la pandemia, votaremos por EPN. No tenemos remedio.

Toso, “cof cof cof” y Siri me da la dirección del Costco.

En “Hot Sale” me ofrecen un plan funerario básico a meses sin intereses. Qué lindos.

Salir de marcha en plena pandemia es una Guerra del Cerdo soterrada. Averígüelo Freud. En América Latina, en cambio, el asunto terminó volviéndose de clase. Como siempre.

Manus tuam lava! 
Faicem non tangere! 
Sternumentum movet ad cubitus!

Un sueño
Soñé que don Gil Gamés y un servidor éramos agentes de un Ministerio del Tiempo mexicano, viajábamos a 1902 y nos registrábamos en el hotel Gillow. La misión, reclutar a don Peter Gay y enseñarlo a usar la computadora que le traíamos, en discreta bolsa de cuero.
 
En la segunda parte del sueño, don Gilga y yo estábamos de regreso en 2020, en Av. Mariano Escobedo,. Los taxis eran todos de marca Fiat. Quién sabe qué hizo Peter Gay que cambió todo. Claro, los taxistas, como en todo bucle del tiempo, se hacían pato y no nos querían llevar.

Don Andrés Manuel y lo que nos toca vivir (FRENAA incluido)

Trapiche mata acelerador de partículas.

Yo les dije que iba a tomar esta carretera y ustedes votaron mayoritariamente que sí. Ahora está diluviando y hay fuertes deslaves. No importa. Voy derecho y no me quito.

El verdadero drama de este país es que es anumérico. El Presidente es sólo un ejemplo.

Los mexicanos del siglo XIX tampoco entendíamos la historia de México en el siglo XIX. 
Nada nuevo bajo el sol.

El niño gritó: “El Rey está desnudo” De inmediato, lacayos y ministreles de la corte sacaron los hashtags: #ReyElegante #ReyNoEstásSolo #NiñoSicario

¿Cuál echeleganismo les gusta más, el de los autollamados libertarios o el del decálogo de López Obrador? Porque los dos son echeleganismos, digo yo.

Si los de Vox lo hicieron en España, y los trumpistas en Michigan, ¿por qué en México no podía haber una manifestación en coches? ¿Y por qué no poner consignas igual de idiotas en sus cartulinas?

“Detente”. Los cristeros usaban escapularios que decían “detente bala”. No les funcionó.

Lo de las estampitas milagrosas de AMLO me recordó el cuento “El cenzontle y la vereda”, de Francisco Rojas González. Los indígenas tienen paludismo, el antropólogo les da pastillas de quinina. Con ellas hacen collares para que el mal le tenga miedo a las piedras mágicas.


No da apoyos a trabajadores que perdieron el empleo.
Está casado con el superávit fiscal y odia los impuestos.
Recorta el gasto público.
A cada rato habla de moral y de espiritualidad.
Persigue a migrantes.
Trump lo elogia…
…y todavía le dicen comunista.

El Presidente critica el gusto por las comidas “exóticas”.
Exótico, echarle salsa verde a un Pollo Kiev, como cierto comensal que conozco.

Me perdonarán, pero para paladar colonizado, el de mis tiempos. Foie gras, coq au vin, quiche lorraine, vichyssoise, tarte tatin... eso era colonización elegante, no como las vulgares hamburguesas, pizzas hawaianas, aros de cebolla y brownies de los modernos.
Claro, a menos de que a las brownies se vuelvan elegantes cuando se le agregue algún ingrediente de la sierra del noroeste.

La fiscal capitalina ha hecho una definición muy buena de este gobierno: el giro de 365 grados. Una vueltotota para un cambio chiquititito.

Sesquipedalismo

Cita don Héctor Orestes Aguilar a Karl Kraus:
“Emplear palabras inusuales es un acto de mala educación literaria. Sólo las dificultades de una idea deben ser tropiezo para el lector”.
Respondo:
Elevo mi carquesio rebosante en prez de este apotegma, tósigo deletéreo para el sesquipedalismo fatuo.
 
Vida deportiva

Redescubro que ver beisbol tiene los mismos efectos en mí que una droga ligera. Miro dos innings y ya estoy bien a gusto, muy acá, relax. 

Hay necaxistas, como don José Woldenberg y don Gil Gamés, que presumen ser una minoría ínfima y civilizado, a diferencia de otras aficiones.
Para ellos, un amable recordatorio: los necaxistas son los únicos en destruir completamente un estadio. El Asturias, que quemaron en 1939.
Don Fernando Marcos, el joven árbitro de aquel encuentro, me reiteró que el penalti marcado contra el Necaxa fue justo, y no tenía nada qué ver que él hubiera jugado años antes con el Asturias. El caso es que ese día el Necaxa perdió el,campeonato y el Asturias, su estadio.
El problema del arbitraje de don Fer, dicen los que asistieron, fue que permitió el juego brusco, especialmente los patadones sobre el ídolo Horacio Casarín.
Si hubiera sido de amonestación rápida, como Chiquimarco...


Hoy practiqué curling de verano (vulgo: trapear).

Desde 1984 que una Ferrari no estaba entre los primeros 10 del circuito de Monza.
En 1984 no compré ningún auto Ferrari. Este año tampoco lo haré.

 

La opinión pública

En la mañana me asomé un ratito a Tuita. El ánimo estaba oscuro oscuro, por el asesinato del gobernador Sandoval.
De repente se hizo la luz y fue casi cegadora: Checo Pérez había firmado con Red Bull. Fue así, de sopetazo. De oscuridad profunda a luz deslumbrante en un minuto.
El ánimo público.

S.P.Q.R


Qué significa S.P.Q.R?

Sono Porci Questi Romani

 Y esto es lo que escribió el más grande poeta en dialecto romanaccio, Gioacchino Belli: Quell’esse, pe, ccú, erre, inarberate
sur portone de guasi oggni palazzo,
quelle sò cquattro lettere der cazzo,
che nun vonno dí ggnente, compitate.
 
 
M’aricordo però cche dda regazzo,
cuanno leggevo a fforza de frustate,
me le trovavo sempre appiccicate
drent’in dell’abbeccé ttutte in un mazzo.
 
Un giorno arfine me te venne l’estro
 de dimannanne un po’ la spiegazzione
 a ddon Furgenzio ch’era er mi’ maestro.
 
Ecco che mm’arispose don Furgenzio:
«Ste lettre vonno dí, ssor zomarone,
Soli preti qui rreggneno: e ssilenzio».
 
 
Esas ese, pe, cu, erre, enarboladas en el portón de casi cada edificio esas son cuatro letras de la verga que no quieren decir nada, deletreadas.
Recuerdo, sin embargo, que de muchacho cuando leía a fuerza de latigazos me las encontraba siempre pegadas dentro del abecedario todas en un ramo.
Un día, finalmente, me vino el celo de pedir un poco la explicación a don Fulgencio que era mi maestro
He aquí lo que me respondió don Fulgencio: "Estas letras quieren decir, señor burrazo, Solo Curas Aquí Reinan: y silencio"
 
Leduquiana
La mosca en la cabeza de Pence sí tenía de la mosca la voluntad tenaz.



De libros salvajes
Empiezo a leer un libro que llevaba años en mi biblioteca. Está bueno. Reviso la fecha de edición: 1981. Me quedo con la impresión de que el libro se esperó casi 40 años a que yo tuviera capacidad para disfrutarlo. Y entonces, sin que yo me percatara, dijo: “¡Tómame!”.

Sobre el General Salvador Cienfuegos opino que tiene nombre de personaje de García Márquez.

Elogio de los bailarines

Tengo un conocido que tenía un padre exigentísimo. Él tenía excelentes calificaciones, pero el padre le dijo: -Si no haces deporte, no eres un hombre completo. El cuate intentó con el basquetbol, pero era malísimo. La verdad no le gustaba hacer deporte. Y que un amigo le dice...
-¿Por qué no intentas con el baile, que también es ejercicio? Y se mete a clases de baile. Un año después, en una fiesta, saca a bailar a una muchacha. Tras la primera pieza, ella le pide otra y otra. Al rato, había cola de chicas que querían bailar con él.
A partir de ese momento, supo que jamás tendría problemas para ligar. Y eso que era feo.
Moraleja, caballeros: aprendan a bailar.
 
Nada como una película de Fred Astaire para salirse mentalmente de estos días deprimentes.
Astaire era feo, chaparro y un mal actor con una bonita sonrisa. Pero bailaba como los dioses. Uno está esos bailes, esas coreografías y de repente descubre que trae una sonrisa idiota en la cara.
 
Obituarios varios
Leo que murió Jïri Menzel, un señor que le enseñó a toda una generación los problemas existenciales que causa la ejaculatio præcox, en el clásico “Los trenes rigurosamente vigilados”.
Para los jóvenes que en estos tiempos tengan el problema del personaje, el consejo del doctor en la película (actuado por el propio Menzel): “En ese momento, piensa en el futbol “.
 
Pienso en el Loco Valdés y me lo imagino en la cama, cantándole el Médico Brujo a una Verónica Castro divertidísima y buscando a ver si Colofox no se le había escondido en la oreja a la actriz. Descanse en paz.
 
Este señor es tan población de riesgo que tuvo sueños húmedos con Diana Rigg. Descanse en paz, señora Peel.
 
Las palabras perdieron a un gran compañero de juegos. Nosotros, a un gran humorista.
Adios, Marcos Mundstock

Cuando el creyente Bergman le apostó al ateo Von Sydow que se verían en la vida después de la muerte, llevaba ventaja. Si tenía razón, hoy está cobrando. Si no la tenía, ninguno se enteró.

Me entero que falleció Sir Sterling Moss, quien era algo así como el Cruz Azul de la Fórmula Uno, siempre detrás de Fangio o de Brabham. Gran piloto, descanse en paz
 
 
Epílogo
En la vida, todos somos el Cruz Azul. Podemos tener una gran campaña, pero en la liguilla, en el último minuto, vamos a cruzazulear. Ese día la muerte ganará la partida.


jueves, 12 de diciembre de 2019

Susanadas 2019



Se acaba 2019 y es momento de presentar mi selecta selección de tuits, hecha especialmente para ahorrarle a historiadores del futuro, ansiosos de conocer todo sobre mí, la trabajosa tarea de espulgarlos para luego escogerlos (mal, ya saben cómo son los historiadores).

Visiones y observaciones

Esta luna es la de los sueños de Tablada.

Una parte fundamental del placer del café es que es multisensorial. Eso también significa el placer del tacto, sentir mis labios posados en una taza de material firme. No en pinche cartón o papel. No entiendo esa costumbre del siglo XXI.

Los taxistas son una clase en sí y para sí. Su propósito, instaurar la dictadura del ruletereado. Es una verdad comprobada en todo el mundo.

Formas de nubes vistas en un viaje:
-Un conejo que estrangula a un demonio
-Un guerrero prehispánico que implora a sus dioses
-Un bebé que se convierte en muffin, y luego en flor
-Un presentador de TV disfrazado de gallina
-Un senador romano que lanza un discurso desde el atril.

Prefiero la palabra "gigantografía" al genérico "espectacular" que se usa para describir los anuncios callejeros (y hasta carreteros) de grandes dimensiones.

Me pregunto si con eso del calentamiento global excesivo, la gente del futuro mandará en sus emails abrazos frescos, en vez de los abrazos calurosos de las cartas de hoy.

Conozco un tipo que es tan tonto que ni a cínico llega.

Estoy leyendo un libro. De repente busco la parte superior de la página para saber la hora. No la tiene. Es un libro, no un celular o un iPad. Estoy aterrado, me estoy convirtiendo en un moderno.

El olvido de Dios es perfecto.

Tiempos modernos
Estamos tan mal en los tiempos modernos que, lo que en mis tiempos era una estratagema para que corrieran a un editor (publicar la palabra “negoCEOS”), ahora es el título “creativo” de una columna. De verdad. Así se intitula.

Me acaba de llegar de la farmacia una propaganda de pasta de dientes vegana. Yo no sabía que las pastas normales tenían carne y queso.

Eso de escuchar y ver a la Callas por holograma es como ser el Fugitivo en la isla de La Invención de Morel. Da ñáñaras.


Los ñoños aman el horario de verano. Los señores tradicionales lo detestamos.

La Pequeña Peñafiel fue ayer a una boda.
-Felicítame a los novios -le digo.
-A las novias -me corrige.

En este siglo la gente se disfraza más y mejor.

“Anciano de 51 años en estado crítico”, dice una superimposición en un noticiero de TV. Y en otro diario leí: “Atropellan a joven de 40 años”
La edad madura, hoy día, es corta como un otoño canadiense.

Mi rol con Cuarón
Pregunta doña Gabrilonda cuál es el papel que Cuarón le asignaría y por el cual estaría nominada/o a un Oscar. Respondí que mi papel sería el del señor de edad que se sienta en un sillón a pontificar, usando palabras domingueras.

De falsos viejos, generaciones perdidas y otras cosas
Se dicen vieja escuela y nunca fueron al Tívoli Veneciano de Popotla.

Para los jóvenes que suelen aplastar todo el pasado en una masa informe: La Época de Oro del cine mexicano fue, grosso modo, de 1940 a 1959. Las pelis de los años 60 y 70 son de la decadencia. No frieguen.

Ya ví el hashtag #FrasesDeBoomers y me queda claro que muchos confunden a los boomers con la Generación X y con la Generación Silente.
Ejemplos:
¿Qué hongo, güey?: Gen X
Nel, ni que fuera yo tira: Boomer
Es de colonia popis: Silente
No aplasten la historia, por favor.

Clave para identificar un boomer: te dirá “maestro(a)” o “maese” en una conversación. “Maestrito”, si lo hartaste.
Clave para identificar un silente: dirá “chamaca” para referirse a una mujer joven.
Clave para identificar un Gen X: la terminación “iux”: ondiux, petatiux...

Silentes y boomers (pero más los boomers, que inventaron la palabreja) tienen dificultades con “fresa”. Para ellos alguien “fresa” significa que es conservador(a), apretado(a). Para la Gen X y subsiguientes, significa de clase alta o que se quiere hacer pasar por tal.

Un político sagaz
¿Se acuerdan que los niños que ganaban efectivo con Chabelo nunca catafixiaban su dinerito, así fueran 100 pesos, por algo que de seguro costaba más? Billete es billete. Eso lo entendió bien Andrés Manuel.

La nueva oposición
Me acuerdo, hace casi 100 años, mis amigos porfiristas se sentaban a criticar a los nuevos: sus pocos modales, sus ocurrencias, sus desplantes autoritarios. Apoltronados, pronosticaban catástrofes inminentes y se aplaudían los unos a los otros. A ratos eran patéticos. Déjà vu.

De acuerdo con la escala Ferriz de capacidad presidencial, yo puedo ser Presidente un día a la quincena, no puedo serlo otros 8 días y en los 6 restantes llevo zapatos de ante o tenis.

No me gusta nada la idea de una cartilla moral. Pero acusar de “chairo” a Alfonsito, el conservador hijo del porfirista general Reyes, es un despropósito alucinante.

Un prospecto que no fue
¿Saben quién sí fue prospecto de Grandes Ligas? Fidelongo.

Fidel estuvo a punto de firmar con el equipo Almendares, de La Habana. Tenía gran velocidad e intimidaba a los bateadores. Su problema era el control. Al menos eso decía el ligamayorista Monte Irvin.

Según el libro The Baseball Timeline, dos buscadores habrían recomendado a Castro a equipos de Grandes Ligas. Joe Cambria, de los Senadores en 1949 y Alex Pompez, de los Gigantes de NY en 1950. Pero Fidel nunca jugó en la liga cubana y en esos años tenía la edad para hacerlo.



De verdaderos jóvenes
Platicando de cine con unos sobrinos-nietos.
Yo: Una gran película infantil es Jasón y los Argonautas
Moncho: ¿De qué va?
Yo: Van unos griegos antiguos por el mar tras el vellocino de oro, enfrentan monstruos y mil aventuras.
Moncho: Ah, como Gravity Falls.

Cursilería de moda
Ya es primavera y se acabó el neoliberalismo. Suena Silvio Rodríguez a todo lo que da. Pronto reaparecerá el unicornio azul.

Propongo a los Maicitos de Jesusa como mascotas oficiales de la 4T.

De la vejez
Un amigo me pasa fotos donde está con unas venerables ancianitas. Conocí a esas venerables ancianitas cuando eran tremendas chamaconas.
Tempus fugit!

Ustedes quejándose de que no pueden respirar y yo, en pleno centro de la CDMX, respirando oxigeno puro. . Marca Oxivida.

“De poca madre”...
A los 10 años, después de ver un filme de acción.
A los 20, después del sexo.
 A los 30, después del sexo.
 A los 40, después del sexo.
A los 50, después de degustar un buen platillo con un buen vino.
A los 60 y +, después de poner las pastillas en el pastillero.
Malditos españoles
Mi apellido original era Netlacanequinitopextli, pero los malvados españoles lo tradujeron-castellanizaron a Peñafiel. He de admitir que es mucho más sencillo para los trámites. Que conste.

'Los españoles son la peor de las razas', afirma diputado de Morena en Tabasco. Eso me recuerda, en el Mundial del 90, cuando una manta de los tifosi en el estadio decía: "Argentini, razza di merda". Los argentinos eran, entre otros, Balbo, Caniggia, Dezotti, Fabbri, Giusti, Senzini, Ruggeri, Comizzo y Maradona.

Cuando veo aquí en Tuita que unos españoles de derechas están indignados porque la izquierda “se apropió” de la canción Bella Ciao (“de La Casa de Papel”, dicen), recuerdo que los romanos decían que los ibéricos eran tan brutos que dormían de pie, como los caballos.

Micromachismo susanesco
1980. Daba yo clases en la UNAM, primer semestre. Explicaba la paradoja del agua y los diamantes, el tema de la utilidad marginal. El hombre perdido en el desierto daría una bolsa de diamantes por una botella de agua, que era el bien escaso. Entonces se me ocurrió decir que... quién sabe qué hubiera pasado si la persona perdida en el desierto fuera Marilyn Monroe, porque ella había dicho que los diamantes son los mejores amigos de una chica. 
Y que salta de su asiento una alumna.

La alumna dice, indignada: -Serán los mejores amigos de una mujer burguesa, porque las mujeres proletarias estamos en la lucha por el socialismo.

Risotadas de la clase.

Me pregunto: Si hiciera el chistorete hoy en clase en día, ¿se me acusaría de académico misógino?

Mis tiempos
En mis tiempos todos secábamos la ropa con energía solar y eólica. 
Tendedero, se llamaba esa tecnología.

No hubo tormenta en Viernes Santo. Ya ni eso respetan.

En mis tiempos los cocheros de alquiler eran una plaga. No importaba si las ruedas eran de metal o de goma, siempre querían cobrar de más. Más de uno saltaba del pescante a litigar a golpes con el de junto, por cualquier incidente. Odiaban a medio mundo. Nada nuevo bajo el sol.

Intentos moralinos

1.  La cerveza tibia

Vender la cerveza tibia es un retroceso civilizatorio.

El primer ministro británico William Gladstone, protegiendo al pueblo de sus propias debilidades, decretó que los pubs cerraran a las 22:30 (a las 18:00, los domingos, por aquello del San Lunes). Corria 1869...

¿Cúal fue el resultado? Más de un siglo después, al cerrar el pub, los parroquianos decían “Fuck you, Gladstone!”, como sus padres y abuelos

2.  La Cartilla Moral

Don Alfonso Reyes hasta a los viejitos nos aburre.

Nostalgia desarrollista (como la de YSQ)


¡Ah, aquellos tiempos en los que la publicidad rezaba: "México crece, progresa y se embellece con Cementos Tolteca"! ¡Ah, la moderna hermosura de fábricas humeantes y el contraste con el campo de callado dolor! ¡Ah, la promesa del luminoso futuro que nos deparaba el petróleo!

Cuando uno iba a Pantaco a maravillarse con los trenes, esos potros poderosos que devoraban, bufando, los valles! ¡Y cuando iba a la Glorieta de Insurgentes a ver, entusiasmado, el espectáculo del anuncio de un señor gigantesco que echaba volutas de humo!

¿Vendrán de nuevo los trenes, que se fueron como oscuras golondrinas? ¿Cruzarán, impertérritos, las selvas domesticadas por el Hombre? ¿Volverán a brillar los pueblos con los alegres fuegos de los pozos y las luces cegadores de las refinerías?

¡Ah, el refulgir de la modernidad industrial! ¡La reapropiación de los veneros del Diablo!
Y en el campo, roza, tumba y quema, roza, tumba y quema... porque también hay que respetar las tradiciones del pueblo.

Un viaje en el tiempo bastante fallido
 Regresé a 2009. Les dije a mis cuates que, dentro de diez años, AMLO sería Presidente y Germán Martínez Cázares su titular del IMSS. Se burlaron. Agregué que Martínez Cázares renunciaría en protesta por las políticas neoliberales de López Obrador.
Se revolcaron de la risa.

De científicos y académicos apátridas
Lo que pasa amigos académicos, es que ustedes no han visto la película “Primero Soy Mexicano”, de 1950, con Luis Aguilar, Flor Silvestre y mi clon Joaquín Pardavé.


En dicha pelicula, el personaje Luis Aguilar va a estudiar medicina a Estados Unidos y regresa renegando de México. Ya no quiere que lo llamen Rafael, sino Ralph, y prefiere los hotcakes a unos ricos huevitos rancheritos. Además, tiene una pérdida de valores morales.

Quien realmente saca al personaje Ralph de su mamonería proyanqui y lo vuelve al redil patrio es la criada Chonita, que le prepara unos frijolitos bien buenos.

Por las papilas gustativas, la Patria regresa al corazón de Rafaelito.

Así que, señores cientificos y académicos varios, entiendan que si encuentran obstáculos para viajar al extranjero, es para que no regresen despreciativos hacia lo nuestro.

Entiendan que ya no abundan las Chonitas, y que hay que cuidarlos.

Sobre la vestimenta escolar
Acoto que, en mis tiempos, la falda hasta abajo del tobillo hacía que las pocas escolapias no se quejaran del frío. Ya se daban de santos porque las dejaran estudiar.

En mis tiempos, los niños no usaban pantalón para ir a la escuela. Usaban bombachos.


Ripio de Novo en honor a Andrés Manuel

Es la pura realidat:
'ta gacha la austeridat...
¡Pero hay gran amistat
con EU y con Canadat !

Responso por MAD
Desaparece la revista MAD. Ya no hay valores.

Yo aprendí las Rimas de Mama Oca con MAD.
Wee Timmy Leary
Soars through the sky
Upward and upward
‘til he’s oh, so high! 
Since this rhyme’s for kiddies
How do we explain
That Wee Timmy Leary
Isn’t on a plane?

Ahora ni saben quien fue Timothy Leary. Modernos... humbug!

Cuando MAD parodió Midnight Cowboy, había un profesor de economía que le pagaba al vaquero para que oyera su disertación sin dormirse. El vaquero termina acusándolo de sadismo, y madreándoselo.

De villanos chafas
Calderón como Snowball. Hubieran buscado a alguien más digno.


Alguito de deportes
Veo que en la competencia ecuestre panamericana por México todavía están los O’Farrill y los Pasquel. Las cosas siguen en orden.

En un universo alternativo, el mundo tiene la misma pasión por la gimnasia rítmica que la que tenemos en este universo por el futbol.
En ese universo, las estrellas son Lionella y Cristiana. Cada una de esas gimnastas tiene millones de fans. Unos ponderan los increíbles ejercicios de Lionella con la bola; los otros, la precisión de movimientos de Cristiana con la maza y el aro.
Los nostálgicos prefieren a Yashina, aquella gimnasta rusa de leotardos oscuros, a quien apodaban “La Araña Negra” por las extraordinarias figuras que tejía con el listón.

Juárez, ese ricachón
Un extraño ensayito de don Pablo Majluf en Letras Libres merece una serie de comentarios. Me parece intencionado y desatinado, pero hay que ir por partes. Como se dice en Tuita, "va hilo":

Don Pablo tiene un problema múltiple con la conversión. En primer lugar, los pesos de entonces eran pesos-plata, era la época de la moneda-mercancía y el mejor cálculo del valor del peso se puede hacer por el precio de ese metal, no por el tipo de cambio de la economía moderna.

Hace unos días, a instancias de una amiga historiadora, hice un cálculo aproximado del valor de la herencia de Juárez a precios de hoy. Me salió un poco más bajo que el don Pablo, algo así como $30 millones de los actuales.

De hecho, con mi "tipo de cambio histórico", salen más lógicos los salarios reales de los peones y empleados que calculó don Pablo. Pero en el tema de precios, salarios y poder de compra hay algo fundamental: la canasta de lo que se compra. Sigo.

En 1870 era fundamental el precio del carbón, el de la manta, el del forraje, como insumos de producción. No importaba el de la gasolina, las medicinas de patentes, el café soluble o la telefonía celular. Una camisa era casi de lujo, porque el vulgo usaba manta.

Evidentemente, en una sociedad extremamente desigual, don Benito Juárez pertenecía al grupo social que usaba camisa y levita, no ropa de manta. Y no vivía en la austeridad extrema, después de haberlo hecho durante su periplo hacia el norte, durante la guerra.

Aún así, ese no es el punto. El punto es el contexto político y la comparación relevante de la riqueza y los ingresos de don Benito, quien murió hace casi siglo y medio, no es con la actualidad, sino con su antecesor, el emperador Maximiliano.

Don Benito se asignó un salario anual de 30 mil pesos. Haciendo el "tipo de cambio histórico" nos puede parecer un montón. Maximiliano se asigno un estipendio anual de un millón y medio de pesos de la época. 50 veces más de lo que ganaría don Benito.

Maxi, además, le asignó otro generosísimo estipendio a Carlota... quien envió esos dineros al extranjero. La "honrada medianía" a la que se refería Juárez era en el contexto del contraste con los lujos imperiales de Maximiliano, no pensando en una comparación con el Siglo XXI.

Ahora bien, si pensamos en un alto funcionario público de nuestros días que haya sido honrado toda su vida (¡Pocos, pero los hay!), ¿es un escándalo suponer que haya acumulado $30 millones a lo largo de varias décadas?

Los hay que se han llevado miles de millones.

Como dice el clásico: "¿Y todo para qué?". Para lo único que abona el ensayito de don Pablo es para retroalimentar el antijuarismo retrógada de la derecha mexicana más pura.

Han pasado 150 años y les sigue molestando la desamortización de bienes y el fin de los fueros.
El presidente López Obrador tiene muchas faltas, su profesión juarista no es una de ellas.
Entiende que el enojo contra los excesos de la élite política es equiparable al que había contra los de la corte de Maxi. Atacar a Juárez para atacar a AMLO es de lo más bobo que he visto.

Sobre la mediocridad

Paso a una susanesca y dominguera reflexión fisolófica (que no filosófica). El adjetivo que más detesto ver escrito en las redes es “mediocre”.

Mediocre se refiere a medianía: una cosa o una persona promedio, que no destaca, que tiene mayor talento o calidad.
Mediocre no significa inepto, malvado, imbécil o de ínfima estofa. Para eso el idioma español tiene sus adjetivos.
Si tomamos el adjetivo “mediocre” por lo que es, quien lo suelta lo hace desde las alturas. Debe ser alguien destacado, con talento y calidad especiales.
Normalmente -hay excepciones, claro- las personas destacadas, con talento y calidad especiales usan muy poco el adjetivo “mediocre” para criticar a alguien.
La paradoja es que, aquí en Tuita, el adjetivo de marras se usa como arma arrojadiza de parte de cualquiera.
Y la verdad es que la mayoría de los humanos tenemos un poco de talento para algunas cosas y ningún talento para todo lo demás. Otros, no tienen talento para absolutamente nada. Pocos destacan.
Y quienes usan la palabra “mediocre” como insulto no tienen talento para insultar.

Prevenidas están

Leo que el historiador Oleg Sholokov fue encontrado en un bote, con los brazos de su estudiante-amante, a la que había descuartizado.
Estudiantes de historia: si su maestro les triplica la edad e insiste en llevarlas a bailar vestido de Napoleón y ustedes de Josefina, ¡huyan!

Envío
"Al que madruga, Dios lo arruga", dice don Alfonso Lanzagorta.
Tiene razón, yo me despierto más tarde que Cagancho y me encuentro casi lozano a mis 156 añitos.